martes, 7 de diciembre de 2010

Contra La Construcción De La Nueva Represa De Endesa

Sábado 27 de noviembre de 2010

Desde el Alto Bío Bío hacemos extensivo nuestro pronunciamiento frente a la construcción de la nueva represa proyectada para la Comunidad Pehuenche de Cauñicú.

Somos una comunidad que representa mil trescientos habitantes y, como tal, manifestamos que nos oponemos rotundamente a la construcción de la nueva represa, puesto que la experiencia que hemos tenido en estos años con la empresa ENDESA, y sus actuales represas, ha sido fraudulenta y de poca consideración a las comunidades, apropiándose de extensiones de terrenos, ríos, y riquezas forestales. A lo anterior, sumamos promesas incumplidas, atropellamientos sociales y comunitarios, sin precedentes en Chile. La construcción de una nueva represa irrumpe violentamente en las vidas Pehuenche, relocalizando a nuestras familias sin considerar sus costumbres, tradiciones y modos colectivos de tomar decisiones. Lo anterior, implica un evidente atropello a los derechos inviolables de los pueblos originarios, reconocidos en el Convenio Nº 169 de la OIT (1989) y ratificado por la legislación chilena el año 2008. La vida del Pueblo Pehuenche está íntimamente vinculada a la tierra, la inundación de ésta provocaría una desintegración social y cultural, lo que se traduce en un daño irreversible a nuestra identidad. En este contexto, no vamos aceptar ningún convenio de negocios con ENDESA, porque la comunidad así lo ha expresado. Debido a la participación del Estado en la privatización de los derechos de agua, y a la inclusión del Convenio 169 en la legislación vigente de pueblos indígenas, le exigimos a éste, tomar las responsabilidades pertinentes, reivindicando tal convenio. Asimismo, demandamos al Estado que reste su apoyo a empresas privadas como ENDESA, y valide el Artículo 15 del Convenio 169, incorporado como Ley de la República de Chile: “Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras, deberán protegerse especialmente. Estos derechos comprenden el derecho de esos pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos”.

Cabe destacar que el Alto Bío Bío ha sido lo suficientemente dañado en el ámbito social, cultural, económico y medioambiental. Han sido doce años de mentiras y desarticulación de nuestras comunidades, que nos ha llevado a situaciones de pobreza y exclusión, mientras el prometido progreso se aleja cada vez más de nuestro territorio. La experiencia que ha vivido nuestro pueblo con las centrales Pangue, Ralco y Angostura, nos advierte que una nueva represa sería nefasta para nuestras comunidades.

Por último, queremos señalar expresamente que este comunicado refleja nuestra postura oficial frente al tema en cuestión, pues las comunidades Pehuenche unidas no toleraremos más represas. Este documento es la voz de todos y de cada uno de los que habitamos el Valle del Queuco y la Comunidad de Cauñicú, por medio de nuestros Loncos y dirigentes, nos sumamos a las demás comunidades del Alto Bío Bío para expresar en conjunto, un rotundo NO a ENDESA.

“BÛRENEMOIÑ KA YAMABEL PÛ PEWENCHE TAIÑ RAKIDUAM” “Querer y respetar el pensamiento Pehuenche”

ATENTAMENTE, COMUNIDAD INDÍGENA DE CAUÑICÚ REPRESENTADO POR SUS DIRIGENTES ACTUALES

JOSÉ GUMERCINDO QUEUPIL HUENTEAO RAMÓN DONATO NAUPA EPUÑAN Presidente Comunidad Indígena de Cauñicú Lonco Comunidad Indígena de Cauñicú

JUAN DE DIOS MARIPIL PORTEÑO JOSE BENITO MARIPIL MARIPIL Secretario Comunidad Indígena de Cauñicú Tesorero Comunidad Indígena de Cauñicú

LIBERTAD DE EXPRESION

LIBERTAD DE EXPRESION