viernes, 26 de agosto de 2011

La Negra Semilla de Nuestras Convicciones. Comunicado de la compañera Gabriela Curilem, profuga del "caso bombas".

El primer round lo gana el papel en blanco, su blancura me cohíbe y repaso una y otra vez los sucesos del último tiempo… Me rearmo durante la noche y las letras van tomando el control de este pequeño campo de batalla que se ha vuelto el papel.
Aún cuando siempre he estado allí sin dejar que me vean, hoy las palabras volarán, llevándome hasta ustedes, porque hoy, en esta fecha que simboliza tantos golpes, no voy a mimetizarme con las sombras como siempre, como todos los días desde el 14 de agosto de 2010.
Persigo con este texto lo mismo que he anhelado desde un comienzo: discutir. Evitar el estancamiento de conversar con el espejo, ampliar nuestras perspectivas y dar curso a nuestro negro accionar, sin remordimientos, pero con profundo análisis crítico, sin aplausos, pero sin silencios… y por sobre todo, sin la frase fácil que tanto gusta y tanto amor genera, no será yo quien contribuya al fetiche vacío, no seré yo, nunca seré yo.
Aquí estamos, a un año de la “operación salamandra” y su millonario operativo que allanó 14 casas y desalojó la okupación más antigua del territorio dominado por el Estado chileno, el Centro Social Okupado y Biblioteca Sacco y Vanzetti.

LIBERTAD DE EXPRESION

LIBERTAD DE EXPRESION